Proyecto Educativo Pastoral Salesiano

Querida Comunidad Educativo Pastoral Santo Domingo Savio:

Con mucha emoción les dirijo mi saludo en este año del Señor, porque la Congregación me ha enviado a esta casa como su Padre Director, a la que es mi casa de origen. Soy nacido y criado en este barrio en torno al colegio, fui bautizado en nuestra Parroquia y entré a la enseñanza básica, la que cursé completamente. Eran tiempos de mucha sencillez y de mucha pobreza, pero nos supieron enseñar valores y conocimientos que nos permitió seguir con nuestros estudios, realizar nuestros proyectos y ser personas de bien.

Estoy en mi casa y entre mi gente, por lo que espero sirva para reconocer que buscaremos, con todo el equipo de gestión, logros mayores de los alcanzados hasta ahora: ser un referente entre los mejores colegios salesianos y de la zona sur de Santiago, tener una comunidad comprometida con el proyecto local, formar buenos cristianos y honestos ciudadanos preparados para enfrentar la vida con un título profesional, ser una casa que acoge y que evangeliza, que entrega valores y formación de gran calidad.

Para este año, quisiera plantear tres desafíos que podrían orientar los esfuerzos y proyectos de toda nuestra comunidad:

  1. Acrecentar la calidad académica, superando los puntajes de de medición externa, posicionándonos en un lugar destacado entre colegios similares y de nuestra Congregación. Para esto, se invertirá en consolidar el Área Pedagógica, la planta docente, el proyecto curricular de aula y la evaluación constante del trabajo pedagógico.
  2. Crecer en el compromiso familiar por el trabajo escolar de los alumnos. Nuestros niños y adolescentes no caen del espacio al colegio o no emergen espontáneamente de la tierra. Tienen una familia de origen que debe estar de acuerdo con el colegio para poder sacar lo mejor de cada uno. Para esto, insistiremos en la  presencia responsable de los apoderados en el colegio, asistencia a reuniones y citaciones obligatorias, jornadas de formación y de pastoral para ponernos de acuerdo en cómo acompañar mejor a los hijos, colaboración con la responsabilidad académica y disciplinar. No podemos hacer mucho si no contamos con adultos que actúen como tal.
  3. Trabajar coordinadamente entre todas las áreas de gestión y los diferentes estamentos que componen nuestra comunidad. No se trata de hacer cosas, sino que éstas tengan un sentido, sean actividades coordinadas y pensadas adecuadamente, evaluadas y acompañadas, coherentes con el proyecto e identidad del colegio. Para esto, acentuaremos el trabajo del equipo gestor, con cercanía y trabajo ejecutivo, usando la plataforma digital en todo lo que nos sirva y en fomentar una comunicación continua entre nosotros y con los integrantes del colegio. Haremos continuas evaluaciones que nos ayuden a perfilar mejor las intervenciones a todos los niveles y en todos los ámbitos.

En otras ocasiones del año escolar, podremos seguir profundizando en la identidad de nuestro colegio, que es católica y salesiana. Ruego a todos a ser respetuosos de esta oferta educativa y pastoral que tenemos en este sector de la ciudad, puesto que no podemos deshacer lo que ha costando tanto sacrificio de ir instalando en San Ramón a lo largo de la historia, con el aporte de religiosos y laicos.

Les ofrezco mi presencia y sacerdocio, el que pongo a su disposición para lo que necesiten. Les acompaño, desde ya, con mi oración permanente.

Les bendice,

P. Juan Bustamante Zamorano
Padre Director

Descargar (PDF, 711KB)